ALQUILER, LA OPCIÓN SOSTENIBLE Y A FAVOR DE LA MODA

La moda es la segunda industria más contaminante del planeta, contribuyendo a un 10% de las emisiones de CO2, a un 20% de la contaminación del agua y a un 5% del total de residuos en vertederos.

Los procesos más dañinos para el medio ambiente son la producción y tinte de tejido y, a raíz del auge del fast fashion, que ha promovido un uso temporal de las prendas, estos procesos de producción han incrementado exponencialmente. Actualmente, la media de usos de una prenda es inferior a 5, mientras que lo recomendado por los organismos internacionales es un promedio de 30 puestas. Este diferencial ha provocado que se produzca de forma desmesurada y que la ropa termine en vertederos.

Con el alquiler alargamos la vida útil de las prendas de calidad, hechas para durar, mediante su uso temporal y compartido. Entendemos que en moda nos gusta variar, probar, experimentar y que nuestras necesidades, y nosotras mismas, evolucionamos y que necesitamos un armario que se adapte a nosotras, que cambie con nosotras y que nos saque lo mejor de nosotras en cada momento en vez de anclarnos al pasado.

Es por esto que el alquiler, junto con otras alternativas circulares como el reciclaje de tejidos, marcará un punto de inflexión hacia una industria más sostenible, contribuyendo a la reducción de la producción y promoviendo la reutilización de productos entre nuestra comunidad.